La caracterización del paisaje incluye definir los escenarios naturales mediante la topografía, geomorfología, cobertura y uso del suelo, así como también la perturbación humana. Es así que, para evaluar los cambios en el medio ambiente, es crucial monitorear su dinámica espacio-temporal. Ofrecemos aplicaciones de teledetección y mediciones de campo para caracterizar patrones geomórficos, geofísicos y componentes bióticos para rastrear perturbaciones en el paisaje a diferentes escalas de tiempo.

Nuestro equipo de expertos integra la caracterización de suelos in situ y en laboratorio, el mapeo del paisaje utilizando topografía convencional combinada con drones y técnicas LiDAR, y la aplicación de modelos matemáticos a escala de cuenca o local para ayudar a comprender la evolución geomorfológica.