A nivel mundial, las políticas de gestión de los recursos hídricos comenzaron a implementar evaluaciones interdisciplinarias para lograr un uso integrado, equilibrado y sostenible del agua. Estas evaluaciones generalmente incluyen una revisión de componentes, como las características de la cuenca, análisis hidrológico e hidráulico, dinámica de sedimentos, intervenciones humanas, calidad del agua, balance hídrico y estudios ecológicos.

Nuestra propuesta está dirigida a apoyar decisiones mejor informadas, mediante evidencia científica, previniendo así los potenciales impactos socioambientales y evaluando la efectividad de la gestión.